Consejos para cuidarte y disfrutar el verano

» Publicado el julio 9, 2015 en Noticias y videos

Incluso en nuestra nación tropical, el verano se hace sentir. A pesar de vivir en un clima envidiable durante casi todo el año, sin duda la calidez del sol es más prominente durante esta época. Es excelente para quienes disfrutan estar al aire libre en el parque, la playa o el campo, siempre y cuando recuerden tomar las medidas necesarias para protegerse, en especial si reciben o han recibido tratamientos contra el cáncer.

En cantidades moderadas, tomar sol es beneficioso y activa la producción de vitamina D en el cuerpo. Lo recomendable es una exposición de 20 minutos al día. Evita exponerte a las horas de mayor intensidad solar (entre las 11:00am y las 3:00pm). Dentro de lo posible, programa tus actividades al aire libre para temprano en la mañana o cerca de las 4:00 de la tarde. Sobre todo, siempre elige una buena sombra para tu descanso.

Hemos hablado anteriormente sobre la importancia de cuidar tu piel y protegerla de los rayos ultravioleta, por lo que si planificas pasar más tiempo fuera, recuerda utilizar cremas con bloqueador solar en tu cara, o mejor aún bloqueador en el cuerpo entero. Ten mucho cuidado al seleccionar tu bloqueador, pues algunos pueden causarte más daño que bien.

Lo más importante para proteger tu cuerpo este verano es mantenerlo hidratado. La Mayo Clinic asegura que los sobrevivientes de cáncer y las personas bajo tratamiento corren mayor riesgo de deshidratarse que el resto, pero de igual forma todos debemos mantener constante nuestra ingesta líquida, en especial durante el verano. Los ocho vasos de agua al día (ocho dosis de ocho onzas en un período de veinticuatro horas) son una buena medida, pero puedes alterarla dependiendo de tu ingesta de alimentos y la intensidad de las actividades físicas que tu cuerpo realice. Una buena forma de alternar el consumo de agua es ingerir frutas y vegetales cuyo contenido líquido es alto: melones, sandías, melocotones, tomates, pepino, etc.

Nuestro último consejo para este verano es que lo disfrutes. Entre todos los retos del día a día, en especial cuando se vive con cáncer de forma directa o indirecta, es fácil olvidarse las razones por la que luchamos. Báñate en la playa. Sal a hacer ejercicios en el parque con tu familia. Monta bicicleta con tus mejores amigos. Comparte un atardecer con alguien que ames. La vida es muy complicada, pero a la vez hermosa y llena de maravillas. Recuerda sacar tiempo para disfrutarla hoy en este cálido clima.

468 ad Síguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en Instagram