¿Puede el cáncer de seno infectar tus huesos?

» Publicado el junio 26, 2015 en Noticias y videos

Un nuevo descubrimiento confirma el mal que engloba el cáncer de seno y lo importante que es su detección temprana. Un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Copenhague en Dinamarca, en asociación con otros centros educativos incluyendo la Universidad de Sheffield en el Reino Unido, determinó que ciertos tipos de cáncer mamario se expanden hasta los huesos del cuerpo mediante una enzima que los excava y promueve la metástasis en ellos.

La proteína, identificada como lisil oxidasa (LOX), es expulsada por ciertos tipos de carcinomas de pecho y ha sido relacionada en el pasado con la aceleración en crecimiento de tumores existentes en el cuerpo humano. Los resultados del nuevo estudio, publicado en la revista médica Nature, sugieren que además incrementan el riesgo de desarrollar osteocarcinoma, en especial para pacientes que sufren de osteoporosis.

El reporte de los científicos sí ofreció buenas noticias, pues comprobó que el bloqueo de esta proteína reduce las probabilidades de que el cáncer afecte el esqueleto. Hasta queda sugerido que compuestos químicos como biofosfonatos, ya presentes en ciertos tratamientos existentes para la osteoporosis, pueden lograr esto. La prueba y confirmación de esta teoría no sería tan complicada ya que estas drogas ya están aprobadas para consumo humano.

La única conclusión que podemos extraer de todo esto es reiterar la importancia de la prevención y el tratamiento anticipado. Nuestro consejo a las mujeres (y sí, a los hombres también) es que estén atentos a los cambios de su cuerpo, practiquen con frecuencia el autoexamen de seno y visiten su médico para realizarse pruebas generales de salud aunque se sientan bien. Dice el famoso refrán: “Guerra avisada no mata soldado”.

Haz clic aquí para leer el estudio en la web de Nature (inglés).

468 ad Síguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en Instagram