El valor incalculable de un corazón saludable

» Publicado el abril 13, 2015 en Noticias y videos

El corazón es el motor del cuerpo humano. Con cada latido, el músculo más importante impulsa la sangre que nos mantiene vivos y en movimiento. 16 de abril es el Día Nacional del Cardiólogo, por ser ésta la fecha de fundación de la Sociedad Dominicana de Cardiología (SODOCARDIO). En honor a su quincuagésimo tercer aniversario hablaremos de la importancia del corazón y su relación al cáncer.

El valor del corazón es incalculable, superado sólo por el cerebro en el listado de los órganos vitales. Funciona como una bomba que impulsa la sangre a través de nuestro sistema circulatorio, sangre que distribuye oxígeno de los pulmones y nutrientes del sistema gastrointestinal para alimentar las células y tejidos en nuestro organismo, al mismo tiempo que transporta dióxido de carbono y otros desechos hacia el hígado y los intestinos para luego ser expulsados. Si el corazón cesa de trabajar, todas las funciones vitales se desactivan una detrás de otra, lo que en poco tiempo resulta en la muerte del cuerpo así como el proceso de descomposición de sus tejidos. Su importancia es tal que las civilizaciones antiguas lo consideraban el centro del ser humano, el lugar donde reside el alma y hasta la fuente de toda emoción, razón por la cual aún hoy día simboliza el amor.

Al igual que muchos otros componentes del cuerpo, el corazón es también propenso a desarrollar cáncer, pero es mucho menos común que en órganos como los senos o el páncreas. Los tumores no suelen generarse en el corazón y tres de cada cuatro encontrados son benignos, según la organización Cancer Research UK. Las razones por las que se puede desarrollar un angiosarcoma son desconocidas, pero se especula que provienen de carcinomas generados en otros órganos del cuerpo que llegan a las recámaras del corazón por medio de la sangre. Más probable es desarrollar cáncer en un órgano vecino, como los pulmones, y que éste haga metástasis para luego esparcirse al corazón.

Si el cáncer de corazón es infrecuente, ¿por qué como centro oncológico promovemos la salud del corazón? Por si aún no es obvio, lo aclaramos: el corazón es vital para todas las funciones del cuerpo. Movimiento, pensamiento, nutrición, desarrollo, energía, inmunidad… todas. La vida como la conocemos en los organismos multicelulares de nuestro planeta no se mantiene ni evoluciona sin un corazón. Mientras más saludable se encuentre el sistema circulatorio de un individuo, mayor es la probabilidad de su recuperación luego de un tratamiento de quimioterapia, radioterapia o una cirugía cualquiera.

Mantener un corazón sano y fuerte no es tan complicado: Hacer ejercicio diario sin excederse. Consumir una dieta balanceada con muchos vegetales. Reducir o eliminar el consumo de sal y azúcar. Mantener un peso corporal adecuado según la edad y estatura. Evitar el alcohol y el cigarrillo. Vigilar la presión arterial. Conocer el historial médico de nuestros ancestros inmediatos para determinar nuestro factor de riesgo genético de heredar una enfermedad del corazón. Lo más importante de todo, visitar al cardiólogo al menos una vez al año. No necesitamos esperar un infarto para preocuparnos por nuestro motor corporal y cuanto más amor le des, mejor calidad de vida te devolverá en cada latido.

Conoce más sobre la Sociedad Dominicana de Cardiología en su web: sodocardio.com

468 ad Síguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en Instagram