Descubren posible cura de cáncer “por accidente”

» Publicado el septiembre 7, 2015 en Noticias y videos

“El hombre propone y Dios dispone”, explica el libro de Proverbios. Buen ejemplo de ese versículo es cómo un bioquímico en el área de tratamientos cardíacos descubrió una posible cura contra el cáncer. La droga desarrollada gracias a su investigación comienza las pruebas en seres humanos este mes y su historia fue documentada por News.com.au, la web informativa australiana.

Hace una década, el científico Philip Hogg de Sídney estudiaba la modificación genética de proteínas con el fin de desarrollar un anticoagulante sanguíneo más eficiente. Durante su investigación se dio cuenta que el proceso de modificación que había desarrollado podía ser dirigido a células diferentes según su forma de metabolizar la glucosa. Como los carcinomas metabolizan la glucosa de forma diferente a las células saludables del organismo, Hogg había en esencia descubierto la forma de dirigir un tratamiento oncológico específicamente a los tejidos malignos de un paciente con cáncer sin afectar los tejidos circundantes o el resto del cuerpo del paciente, a diferencia de tratamientos.

Hogg y su equipo ya han probado su sistema en roedores con tumores. Los resultados contra cánceres cerebrales, pancreáticos y ovarianos han sido muy prometedores hasta la fecha, pero el investigador teme que el tratamiento aún no esté completamente listo para los humanos pues en su estado actual contiene moléculas de arsénico, un veneno potente. Sin embargo, cualquier resultado positivo obtenido de la ronda actual de pruebas significaría una nueva esperanza para los millones de afectados por cáncer alrededor del mundo.

Haz clic aquí para leer la fuente original de la noticia en News.com.au (inglés).

468 ad Síguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en Instagram