Psicooncología

La Psicooncología en Oncoserv

La Psicooncología en Oncoserv busca promover la canalización de las emociones de las personas que padecen cáncer y de sus familiares. El papel del Psicooncólogo abarca desde el inicio con el diagnóstico de la enfermedad y posteriormente el seguimiento durante todo el proceso de posibles tratamientos y procedimientos. También y de igual importancia, la Psicooncología asume la lucha de la prevención, la psicoeducación, el soporte ante la toma de decisiones con las familias involucradas y el paciente, como también el acompañamiento. Por otro lado, también sirve de enlace saludable y adecuado entre el personal sanitario, la familia relacionada, los cuidadores y el paciente, para la adaptación, aceptación y la participación activa de todos en conjunto como un equipo integral y multidisciplinar al servicio de la persona que padece.

También se encarga de identificar posibles trastornos psicológicos en los pacientes. Prevenirlos primordialmente y si ya existen, identificarlos y buscar la mejoría del paciente. pero si no lo consideras important se deja así…. me avisas…

En la actualidad, conocemos que muchos casos diagnosticados con cáncer en un estadio temprano de la enfermedad y con el manejo oncológico pertinente podrán ser posteriormente personas libres de enfermedad. Si estas personas reciben buen manejo psicológico podrán a su vez reintegrarse a su vida social, laboral y personal (Familiar) satisfactoriamente.

Sin embargo y penosamente, existen también otro tipo de pacientes, aquellos que lamentablemente no podrán ser curados pero si tratados con dignidad por el servicio integral de oncología con la intención de mejorar su calidad de vida, disminuir el sufrimiento, organizar su sistema para que sea funcional y guiar a los cuidadores para poder así aliviar y paliar, logrando de ser necesario mejorar su calidad de muerte y preparación familiar.

La psicooncología nace de la psicología misma, por la necesidad inminente de proporcionar soporte emocional, guía y educación a las personas diagnosticadas con cáncer. Sus alcances son maravillosos. Cuidar de aquellos que padecen y poder ser parte de sus vidas en dicho proceso, colaborándoles de forma positiva genera gran satisfacción y aliento.

Decía Elizabeth Kubler-Ross que “Las personas más bellas con las que me he encontrado son aquellas que han conocido la derrota, conocido el sufrimiento, conocido la lucha, conocido la pérdida y han encontrado su forma de salir de las profundidades. Estas personas tienen una apreciación, una sensibilidad y una comprensión de la vida que los llena de compasión, humildad y una profunda inquietud amorosa. La gente bella no surge de la nada.”

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *